Freakonomics

Freakonomics es un libro teórico muy interesante, no se siente como un texto de divulgación científica a pesar de que realmente podría serlo por tanto conocimiento generado a través de datos duros. La narrativa fluye muy bien y muchas de las ideas que están fuera de contexto me abrieron la mente a muchas otras preguntas relacionadas a los temas o bien intenté tropicalizar las ideas para lo que pasa en México y en otros países. A diferencia de otros libros teóricos, este sí se lo recomendaría a alguien que va empezando en este tipo de lecturas.

El libro comienza hablando sobre los autores, omitiendo esa parte, trata el caso de que el crimen en Estados Unidos estaba muy mal en Nueva York en los años 90. Se decía en todos los pronósticos que la situación sólamente podría empeorar, sin embargo no fue así. No fue por alguna acción tomada en ese momento por el gobierno, sino que fue por una decisión tomada hace mucho más tiempo antes. Gracias a que una mujer en Dallas denunció que quería abortar ante la suprema corte de justicia de Estados Unidos, se dictó legal el aborto en todo el país. Algo así como el efecto mariposa, este acto a kilómetros de distancia, años atrás, impactó la vida de millones después en Nueva York.

 

¿Qué tiene que ver el aborto con la violencia y los crímenes? Esos ladrones y delincuentes que iban a causar tanto problema nunca nacieron, ya que las mamás pudieron abortar. Según las estadísticas, los delincuentes de los que se tenía registro tenían algo en común, venían de familias numerosas y con problemas económicos, y por problemas de atención, falta de educación y de dinero, caían en conductas antisociales. Al tener la opción de abortar, menos mujeres decidieron tener hijos sabiendo que no podrían darles una vida digna, pero eso no lo consideró ningún analista hasta después de analizarlo a fondo.

¿Qué tienen en común los maestros y los Sumos?

Se hizo un experimento social en guarderías de Israel en las que se tomó en cuenta cuántas veces llegaban tarde por sus hijos los padres, luego se implementó una multa por llegar tarde a los padres de familia. La lógica nos dice que al haber una multa va a haber menos retrasos, sin embargo la economía y lo que nos dicen los autores es que la economía no precisamente dice eso. Y así fue, en el experimento las llegadas tardes aumentaron, y posteriormente al quitar la multa se quedó en el mismo nivel que estaba cuando impusieron la multa, mucho de esto se explica por los incentivos que había para no llegar tarde.

Los autores exponen que hay dos tipos de incentivos: los positivos y los negativos. Algunos incentivos son biológicos, como cuando quitamos al instante nuestras manos de una superficie que te puede quemar. Pero la mayoría de los incentivos que tenemos son artificiales, o bien, creados por el hombre. Por ejemplo, para que una compañía no contamine, el gobierno puede imponer como incentivo de no hacer eso, una multa gigantesca que haga que no valga la pena contaminar, y al contrario, que le puede hacer más daño que bien. Otra forma de clasificar los incentivos son económicos, sociales, y morales.

En el caso específico de los niños de la guardería el incentivo moral de llegar tempano por tus hijos era mayor al de pagar una multa. Pero se mencionan muchos más ejemplos, como que cuando se pagan 50 dólares para donar sangre, la gente deja de hacerlo porque su incentivo es más moral o social que económico, y al darle un valor económico la mente cree que es justificable, por lo tanto pierde el incentivo moral, y lo económico como no era mucho, se aflojaba la vara para no cometer ese acto. Automáticamente después de tratar con muchos ejemplos, pasa a hablar del tema del capítulo que es el hacer trampa.

Haciendo trampa o analizando las trampas es una buena forma de entender incentivos. Y aquí es donde entra la controversia de los maestros. En el distrito de escuelas públicas de Chicago, hay un incentivo de que sólamente a los maestros que tengan grupos con altas calificaciones en la prueba general nacional se les daría un bono adicional. Muchos no hicieron trampa, pero muchos sí, ¿pero cómo hicieron trampa? 

Para detectar las trampas hay que pensar como un tramposo. Puede ser que sea pasandole las respuestas al salón, pero los alumnos te pueden quemar, y el riesgo sale mayor, o bien puedes corregir las preguntas más difíciles una vez que te entregan el examen, o bien asegurarte que las últimas preguntas de la prueba estén bien contestadas, de esta manera aseguras cierto porcentaje y es menos probable que te encuentren haciendo trampa, bueno a través de este pensamiento y resultados fallidos, se crearon distintas claves para los exámenes públicos que inclusive a mí me tocaron presentar con tal de que no sólamente los alumnos no se copien, sino que el desempeño de los maestros pueda ser medido de mejor manera. Para el caso de los maestros, no hubo gran sanción porque era difícil de comprobar, pero se lanzó un reportaje al respecto, que se podría decir era una posible sanción social o moral si lo volvían a hacer.

Para los atletas que viven de entregar resultados, la cosa no es muy diferente. Se me hizo muy interesante aprender sobre como funcionan las peleas de Sumo. Para subir de categoría, necesitas ganar 8 de tus últimas 15 peleas, de acuerdo al portal Japonismo. De esta manera, la octava pelea puede significar muy importante para alguien que necesita ganar respecto a alguien que ya ganó sus 8 peleas, y se puede llegar a un arreglo extraoficial. Según las estadísticas que menciona el libro los sumos que están en su 8va pelea y necesitan ganar contra un sumo que ya cumplió sus 8 peleas ganadas, ganan en el 80% de las ocasiones y en una revancha sólamente ganan en el 40% de las ocasiones.

Por último, se menciona el caso de un tipo que llevaba Bagels a su oficina, y decidió dejar el trabajo para dedicarse a llevar Bagels a negocios y en lugar de cobrar por adelantado, dejaba los Bagels en la empresa y al mismo tiempo dejaba una caja para que la gente depositara el dinero. Además de esto, dejaba cajas con aparentemente documentos importantes, y era notorio que los trabajadores sí podían robar Bagels, pero casi nunca se robaban documentos importantes de la compañía. El analizó que las empresas más pequeñas eran más honestas  que las grandes, y que en tiempo de buen clima había mejores ventas. Algo sumamente interesante que comenta es que sus ventas resurgieron mucho después de que fuera el ataque de las torres gemelas, y se supone que fue por un espíritu patriótico en ese entonces.

¿Qué tienen en común el KKK y un grupo de agentes de bienes raíces?

 

Sobra explicar qué es el KKK y qué es lo que hacen los agentes de bienes raíces. Lo que los liga a estos grupos es la asimetría de información. Mientras que los miembros y secretos del KKK fueron destapados por un periodista al público, la comunidad afectada ya no se dejaba intimidar por miembros del grupo racista. Por otro lado, el internet ha facilitado la búsqueda de pólizas de seguro y bienes inmuebles para que ningún “experto” les cobre más de lo que realmente es. 

La asimetría de información aplica en muchos escenarios, por ejemplo, las personas que sabían que ENRON estaba maquillando cuentas, pudieron sacar su dinero a tiempo, mientras que el resto del mercado, perdió muchísimo dinero. En casi cualquier monopolio, entre la falta de información para poder hacer lo mismo y las barreras de entrada económicas, quedan pocas opciones para competir y esto hace que los consumidores paguen por un producto o servicio que quizá no es el ideal. Convertir la ignorancia del público en miedo es letal, pero muy efectivo, y esto lo hacían muy bien el KKK y los agentes de seguros de vida, que cobraban comisiones extraordinarias apalancándose de la ignorancia del consumidor promedio.

En la versión de Estados Unidos de el Rival más debil, se nota como no hay completa honestidad por parte de los participantes y que cada quién reacciona de acuerdo a lo que cree que le conviene más, a veces saliendo a relucir estereotipos como que los Latinos contestan mal las preguntas, los viejos son anticuados y otras cosas sexistas. Los economistas hicieron un estudio en el que se estudiaba los comportamientos de la gente en aplicaciones de citas. Mientras que en la vida real, la mayoría de la gente dice que no le importa la raza o el color de piel al elegir pareja, un hombre asiático tiene ¼ de respuestas positivas respecto a un hombre blanco aparentemente millonario. En conclusión de este capítulo, las apariencias engañan y el que tiene más información real tiene más poder, TODOS usamos la información a nuestro favor así que más vale saber información de las demás personas con las que tratemos.

 

Después de leer el libro y al estar haciendo este resumen me dí cuenta de que hay algo que no menciona el autor pero que va por el mismo camino respecto a la asimetría de información en las bienes raíces. En las bienes raíces hoteleras ahora hay un nuevo nivel de acceso a la información en la que los hoteles se quedan con asimetría de información y tienen que buscar nuevas formas de atraer gente con la llegada de AirBnb. Los hoteleros quizá hayan tenido una inversión millonaria para tener grandes edificios y poder albergar a mucha gente siendo un negocio bastante rentable. 

Pero hoy, la plataforma digital Airbnb te puede otorgar muchísimos más servicios a través del conocimiento de tus datos, y el servicio puede ser más barato dado a que no se gasta en personal que  opera el hotel y de alguna manera es un esquema tipo Business to Business, pero llevado al consumidor. En este nuevo modelo, el que renta su espacio, tiene la asimetría de información respecto a que alguien necesita rentar un espacio para quedarse cierta fecha y que está dispuesto a pagar, y el consumidor final tiene la asimetría de información de no saber qué hacer ni dónde quedarse en su destino. Además de tener un menor precio, y una guía más local, el AirBnb ofrece confianza al aportar experiencia de un local, cosa que hasta hoy no viene implícita al quedarte en un hotel, claro que puedes platicar con el recepcionista, pero no es parte de la experiencia. 

Me parece que los hoteles se van a tener que reinventar para seguir siendo llamativos ante esta nueva ola de debilidad en la información que poseen, sobretodo cuando la tendencia digital sigue y seguirá a la alza siguiendo en la pandemia.

Licenciado en Negocios Internacionales Angel Escamilla Rdz 

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .