Los Secretos de la Mente Millonaria

Imagínense estar leyendo este libro con una portada amarillesca con naranja en el metro de Praga, ay no qué feo caso. El título y el afán de vendernos un curso de su empresa Peak Potentials no le quitan a T. Harv Eker la oportunidad de mencionarlo como parte de la excelente selección de libros que me traje para leer durante mi  intercambio. Tengo que aceptar que no es el mejor, pero tampoco es el peor. Este libro me dejó muy bien clavada una idea principal y con esa idea es suficiente para desquitar los 200 pesos que pagué por él, y pues para tí ahí te va gratis, para que veas que te quiero mucho.

La idea principal que me llevo de este libro es:
Si eres una persona Fuerte de nivel 5, un problema nivel 2 no te va ser problema. Asímismo, un problema nivel 6 te va ser imposible resolver, pero si todos los dias trabajas en subir de nivel hasta llegar al 10 y buscar el 11, ese problema 6 que antes hubiera sido imposible, va ser casi tan fácil como el problema nivel 2. Por lo que tienes que trabajar en mejorar como persona para que los problemas no te detengan.

Pero hay otras muchas ideas que creo que vale la pena compartir también, en seguida procederé a enlistarlas, pero cabe destacar que en el libro hay ejemplificaciones muy adecuadas y acertadas a la realidad y eso me gustó mucho.

Tener herramientas de calidad resulta imprescindible, pero ser un carpintero de primera que las sepa usar más que excelentemente bien es aún más importante.

Tu programación lleva a tus pensamientos; éstos a tus sentimientos; tus sentimientos, a tus acciones, y tus acciones, a tus resultados. Por lo tanto, al igual que se hace con un ordenador personal, cambiando tu programación das el primer paso esencial hacia el cambio de tus resultados. Tus ingresos pueden crecer únicamente hasta donde crezcas tú. Y para crecer tú, tienes que crecer en mente, emociones y espíritu. El dinero es un resultado, la riqueza es un resultado, la salud es un resultado, la enfermedad es un resultado, tu peso es un resultado. Vivimos en un mundo de causas y efectos.

Y, ¿cómo estamos condicionados? Lo estamos de tres formas principales en todos los ámbitos de la vida, incluido el del dinero:

Programación verbal: ¿Qué oías cuando eras pequeño? Muchas veces escuchamos frases como que el dinero es la causa de todos los males, pero como dice Robert Kiyosaki, el no tener dinero es la causa de todos los males. Hay que identificar lo que te decían tus papás y personas cercanas cuando eras pequeño respecto al dinero, y en caso de que tenga alguna connotación negativa hay que suprimirla de nuestra mente al escribirla y enfocarnos en no volver a pasar por ahí.

Modelos de referencia: ¿Qué veías cuando eras pequeño? Si tu papá trabajaba todo el día y llegaba cansado y sin ganas de platicar del trabajo, ¿cómo se asemeja a cuando tú llegas cansado de la escuela o las prácticas sólamente teniendo como motivación la serie de Netflix? ¿Tus papás invertían su dinero en bienes raíces o en algún fondo de ahorro? ¿El dinero era fuente de alegría o causa de discusiones? ¿Asumían riesgos o eran conservadores? Considera las formas de ser de tus papás respecto a la riqueza, identifica cómo te pareces y cómo te ha afectado, date cuenta que tienes la opción de ser distinto y elige tu camino inteligentemente.

Incidentes concretos: ¿Qué experimentaste cuando eras joven? ¿Cómo te cae la gente rica? ¿Cuánto tardaste en levantarte de una derrota financiera? Date cuenta de esto y pronto podrás elegir tus propias experiencias que te enriquezcan en conocimiento y en tus finanzas.

Recuerda: Cada pensamiento que tienes es una inversión o un costo, enfócate en depurar tus costos y hacer inversiones positivas.

17 formas de pensar y actuar de la gente rica

  1. La gente rica piensa: “Yo creo mi vida”, la pobre piensa que la vida es algo que le sucede. Cuidado con las quejas y con las personas que exuden negatividad, se te puede pegar y se te dificultará crear tu propia vida. Es INDISPENSABLE que no confundas amor con atención, la gente hace cosas locas por atención, como quejarse y hacerse la víctima, pero eso no te aporta nada positivo. No te ama, le encanta lo que haces por el/ella.
  2. La gente rica juega al juego del dinero para ganar, la gente pobre juega para no perder. No seas conformista, decide tu vida desde el corazón y no desde tus capacidades actuales, en lugar de conformarte con el Four Loko que es barato y cumple su función, trabaja para comprarte ese Maestro Dobel Diamante que te encanta. Ponte objetivos realistas y trabaja para conseguirlos pero jamás te quedes estancado.
  3. La gente rica se compromete a ser rica, la gente pobre desea ser rica. Una cosa es desear que te caiga del cielo ser rico, otra es decidir que quieres ser rico en cierto plazo y otra completamente distinta es comprometerse sin reservas a llegar al máximo nivel posible.
  4. La gente rica piensa en grande, la gente pobre piensa en pequeño. Recuerda que entre más lejos llegues más puedes aportarle a tu comunidad y más habrás crecido como persona en mente, espíritu y emoción.
  5. La gente rica se centra en las oportunidades, la gente pobre en los obstáculos. Céntrate  en ganar, conservar y en invertir en lugar de gastar. Piensa en lo que tienes y hecha andar tu idea, la acción siempre es mejor que la inacción.
  6. La gente rica admira  a otra gente rica y próspera. A la gente pobre le molesta la gente rica y próspera. Esto probablemente viene de la los modelos de referencia que platicamos arriba, pero es muy dañino, al ver con negatividad a alguien exitoso, te privas de ver sus cosas buenas y el poder aprenderle algo. Tus opiniones no influyen para nada en la riqueza o éxito de la otra persona pero sí influyen en tu propia riqueza. Bendice a las personas que admiras y apréndeles, el amor atrae más que el odio.
  7. La gente rica se relaciona con personas positivas y prósperas. La gente pobre se relaciona con personas negativas y sin éxito. Ante la luz, la oscuridad se disuelve, ser modelo de referencia está bien pero no es tu obligación cambiar a la gente que está a tu alrededor. De ahora en adelante, enmarca la negatividad de otras personas como un recordatorio de cómo no quieres ser. Si quieres volar como las águilas, no nades con patos, quiérete rey y vive con gente que te impulse. Como Donald Trump, se recomienda te inscribas en un club social de alta categoría para rodearte de gente que le pueda aportar a tus proyectos o a tu vida. Identifica a las personas negativas de tu vida y retírate.
  8. La gente rica está dispuesta a promocionarse ella misma. La gente pobre piensa de forma negativa en lo referente a la venta y la promoción. Imagínate que tienes un producto que puede salvarle la vida a alguien pero no lo promocionas, eso sería cruel,  ¿no? Igualmente tus ideas pueden cambiarle la vida a cientos de personas y no promocionarlas sería algo egoísta.
  9. La gente rica es más grande que sus problemas. La gente pobre es más pequeña que sus problemas. Esta es la idea principal que ya comenté.
  10. Los ricos son excelentes receptores. Los pobres son malos receptores. TE MERECES LO MEJOR DE LA VIDA, quien sea que te haga sentir lo contrario no te ama, es un celoso y no merece espacio en tu vida. Mímate, chíflate, date lo que quieras, cuando la vida te da una pizza, acéptala, cómetela y disfrútala, entre mejor seas aceptando más cosas te irán llegando.
  11. Los ricos eligen que se les pague según sus resultados. Los pobres eligen que se les pague según el tiempo empleado. El tiempo es limitado y nuestro mayor activo. Nunca vas a ser rico trabajando por tu tiempo, y vivir de esta forma basándote en la seguridad es realmente vivir basándote en el miedo. Si estas leyendo esto muy probablemente tus capacidades y habilidades sean mayores a las de muchísimos empresarios, así que no dejes que tu miedo te separe de lo que siempre has soñado.
  12. Los pobres piensan: Es una u otra. Los ricos piensan: Why not BOTH? El dinero aporta libertad: libertad para comprar lo que quieras y para hacer lo que quieras con tu tiempo. El dinero te permite disfrutar de lo más exquisito de la vida y te ofrece la oportunidad de ayudar a que otros tengan cubiertas sus necesidades básicas. Cuando se te presenten dos alternativas, piensa en cómo puedes cumplir las dos.
  13. Los ricos se centran en su fortuna neta. Los pobres se centran en lo que ganan con su trabajo. ESTE PUNTO ES BUENISIMO. Busca crecer tus ingresos pasivos y dedícale tiempo a aprender a hacer mejores inversiones. Incrementa tus ingresos, tus ahorros y tus rendimientos de inversión y simplifica tu estilo de vida para que tus gastos se vean reducidos, de esta forma en cierto tiempo tus pasivos van a hacerse cargo de pagar los bills y tu tiempo de libertad lo vas a emplear de una mejor manera.
  14. La gente rica administra bien su dinero. La gente pobre, administra mal su dinero. Dedícale tiempo a aprender a invertir el dinero que tengas, no importa cuánto sea. No digas “Cuando me sobre el dinero comenzaré a administrarlo” la realidad es: “cuando comiences a administrarlo te sobrará el dinero”.
  15. Los ricos hacen que su dinero trabaje mucho para ellos. Los pobres trabajan mucho por su dinero. Pasa del trabajo duro al trabajo inteligente. Similar a la idea principal de Padre Rico y Padre Pobre, diversifica tus ingresos y busca ingresos pasivos.
  16. Los ricos actúan a pesar del miedo. Los pobres dejan que el miedo los detenga. Nadie ha muerto de incomodidad. Sal de tu zona de comfort y exponte a situaciones incómodas, acuérdate de la idea principal de este libro. Entrenar tu propia mente y mandar sobre ella es la habilidad más importante que podrías poseer jamás, tanto en términos de felicidad como de éxito.
  17. Los ricos aprenden y crecen constantemente. Los pobres piensan que ya lo saben. Las tres palabras más peligrosas son: Ya lo sé. Y si no lo has intentado, no lo sabes. Comprométete a leer y a aprender, aveces va costar, pero el costo de la ignorancia es mayor.

Eso es todo por hoy amigos, síganme en Twitter, Instagram y Youtube. Nos vemos pronto.

Angel Escamilla Rdz

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .