Fear Phantoms

Este blog es una extensión del blog:

Think and Grow Rich.

En el blog pasado me faltó mencionar los fantasmas del miedo y información relacionada. Primero que nada tienes que eliminar tres enemigos de tu mente: la indecisión, la duda y el temor. La indecisión es la semilla del temor. Recuérdalo. La indecisión se cristaliza en la duda, y ambas se mezclan y se convierten en temor. La mezcla entre estos tres enemigos puede ser lenta y pasar desapercibida, por lo que tienes que hacer un autoanálisis para extirpar los temores que tienes y sobretodo evitar la indecisión, duda y temor hacia adelante.

Los 6 miedos básicos de los que todo ser humano sufre en una u otra ocasión son:

  1. Temor a la pobreza
  2. Temor a la crítica
  3. Temor a la enfermedad
  4. Temor a la pérdida del amor de alguien
  5. Temor a la vejez
  6. Temor a la muerte

Los primeros 3 son en el fondo la mayor parte nuestras preocupaciones. Pero hay que saber que son tan solo estados de la mente y tienes el timón para darle la vuelta e ir en otra dirección en la que tengas emociones positivas en lugar.

1. Pobreza

Los caminos que conducen a la pobreza y a la riqueza van en dirección contraria. No sólamente para la pobreza económica, sino que también la emocional, mental y espiritual. Para ir en el camino de la riqueza tienes que tener deseo de, en cambio para ir en camino a la pobreza tienes que tener incertidumbre, mantenerte tibio y sin moverte. Nada produce tanto sufrimiento y humillación al hombre como la pobreza. Este temor puede que sea el más destructivo porque va relacionado con cómo vas configurando tu mente, si tienes mente pobre, muy probablemente en el futuro vas a perder el amor de alguien que no le interesa estar alrededor de esa mala vibra, e inclusive vas a empezar a desarrollar un temor por la enfermedad o a la muerte, que es otro tema que va ser discutido después.

Los síntomas que se presentan del temor a la pobreza es la indiferencia, indecisión, duda, preocupación, precaución excesiva y dilación. Esperar la pobreza en lugar de exigir la riqueza, conociendo lo que vales es un ejemplo de algo que haría alguien con dilación o precaución excesiva. Asociarse con aquellos que aceptan la pobreza y no buscar la compañía de quienes exigen y reciben la riqueza es otro ejemplo concreto de alguien indiferente y con indecisión ante la riqueza.

2. Crítica

La crítica es la clase de servicio que le sobra a todo el mundo. Todos pareciera que tienen una reserva de crítica te la pidan o no te la pidan. A menudo nuestros familiares son los que más ofenden con sus críticas muchas veces innecesarias, y esto es muy malo ya que  pueden producir complejos de inferioridad. Los padres podrían conseguir mejores resultados por medio de la sugerencia constructiva, ya que además de que demuestra mejores resultados para los jefes con empleados, la crítica implanta el temor en el corazón y resentimiento y no construye ni amor ni afecto. Cabe destacar que tener miedo a la crítica nos puede privar de muchas opciones que nos podrían llevar a ser la mejor versión de nosotros mismos.

Los síntomas aquí son: timidez, falta de serenidad, personalidad de escasa firmeza en decisiones, complejo de inferioridad, extravagancia, falta de iniciativa, y falta de ambición. Una persona tímida y con miedo a la crítica tiene la costumbre de no afrontar los temas de manera directa, o puede mostrarse de acuerdo sin analizar a profundidad el punto de vista de la otra persona con tal de no generar conflicto o crítica. La extravagancia y el uso de cumplidos para impresionar a los demás pudieran ser una característica, pero esto también puede aplicar para personas con muy alta autoestima, pero me parece que aquí es fácil identificar la diferencia. Y la falta de identidad e iniciativa siento que puede derivarse del tejido social en el que te desarrollaste de niño y si tu familia te decía o no insultos innecesarios.

3. Enfermedad

Estamos en tiempos de pandemia y me parece que esa sería una excepción a la regla. Cuídense mucho y expónganse lo menos posible. La enfermedad a la que habla el autor es a la famosa hipocondría, o enfermar de viejo. Los médicos aconsejan un cambio de clima cuando en realidad lo que se requiere para esto es cambiar la actitud mental respecto a tu salud. La preocupación, desánimo, desilusión en el amor y fracaso en los negocios muchas veces hacen que se propague este miedo.

La autosugestión y estar leyendo constantemente sobre enfermedades sin ser doctor, falta de ejercicio, y falta de moderación con narcóticos o alcohol pueden ser síntomas de este miedo. Este miedo va muy relacionado con el temor a la pobreza ya que de no tener los recursos económicos para pagar buena atención médica, puede surgir miedo a la enfermedad. Aquí también entra la gente que se hace la enferma para recibir más atención, por más que a lo mejor no está enferma tiene un miedo a la enfermedad que tarde o temprano le va propiciar que sí esté enferma de verdad.

4.Perdida del amor

El hombre cazador de la edad de piedra era polígamo, no tengo pruebas pero tampoco dudas. Antes los hombres robaban las mujeres por la fuerza bruta, ahora también pasa algo similar pero tanto en hombres como mujeres, sucede seguido que con persuasión,  la promesa de una vida mejor, o bien incitación sexual se “roban” las relaciones. Así como el sexo es la emoción más fuerte que puede mover al hombre, este temor es el más doloroso de todos, y puede llegar a causar más daño al cuerpo y la mente que cualquiera de los otros temores.

Los síntomas de este temor son: los celos, descubrir imperfecciones en amigos, parientes y asociados de la pareja sin causa que lo justifique, jugar con la relación con el propósito de conseguir dinero para la persona amada (con la creencia que el dinero compra el amor), falta de autocontrol, falta de confianza en sí mismo, mal carácter. Y en cuanto a lo que se puede hacer aquí, no hay tantas opciones más que tener una excelente comunicación con tu pareja y seguir la ideología de amor, sexo y romanticismo que se mencionó en el blog pasado.

5. Vejez

El miedo a la vejez es una combinación entre el temor a la pobreza y temor a la enfermedad. Pero a estas dos cosas se le suma la posibilidad de perder la libertad y la independencia, tanto física como económica. Aquí el mejor antídoto es tener a alguien viejo que te inspire. En mi caso ha sido de gran fortuna el haber conocido al señor Roberto Hernández Jr en la temporada en la que trabajé en Multimedios, y de igual manera mi estadía en Toronto con don Sergio Martucci. Esos dos personajes me enseñaron que la edad muchas veces es mental, y que mientras te mantengas ocupdo en lo que te gusta, te renueves día con día y tomes tu salud en serio desde joven, la vejez puede ser una época muy bonita de la vida.

6. Muerte

Este temor es la causa de que muchas religiones han prosperado desde hace mucho tiempo. La realidad es que se podría decir que no tienes ningún control sobre la vida más que estar agradecido en el presente con lo que tienes, ¿para qué preocuparse? Suprime para siempre el temor a la muerte, toma la decisión de aceptarla como un acontecimiento inevitable.

Elimina el temor a la pobreza adoptando la decisión de conseguir todas aquellas riquezas que puedas acumular sin preocupación. Aplasta el cuello del temor a la crítica decidiendo no preocuparte por lo que la gente piense, haga o diga. Elimina el temor a la vejez tomando la decisión de aceptarla, no como un obstáculo sino como una gran bendición que lleva consigo la sabiduría, el autocontrol y la comprensión que no se conocen en la juventud. Libérate del temor a la enfermedad adoptando la decisión de olvidarte de los síntomas. Domina el temor a la pérdida del amor decidiendo salir adelante sin amor si eso llegara a ser necesario. Mata a la costumbre de la preocupación  tomando la decisión general de que no hay nada en la vida por lo que valga la pena preocuparse. Con esta decisión alcanzarás serenidad, paz mental y claridad de pensamiento, todo lo cual te producirá felicidad. La mente llena de temor no solo destruye tus propias posibilidades sino que transmite esas vibraciones destructivas a las personas con las que tienes contacto.

Angel Escamilla Rdz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .