El Buen Fin

El día de ayer me tocó participar en un programa de Whirlpool LAR North llamado The Boss Xpert, consiste en apoyar en el Piso de Ventas durante la temporada de el Buen Fin con la intención de conocer más sobre nuestro consumidor, que llamamos the Boss. Celebro estas estrategias tomadas por Whirlpool para redirigir planes en torno al cliente, me remontan a las ideas llevadas a cabo por Mercedes Benz como Drive a Star Home en la que todo el personal de oficina, incluído Mercedes Benz Financial Services podía tener un sentimiento más claro de qué es lo que busca y obtiene el consumidor final de autos de alta gama.  En el siguiente link escribí al respecto.

Driven to Delight

Me encantó la experiencia como promotor de Whirlpool, a pesar de que nunca he tenido la necesidad de interactuar con la lavadaora ni secadora en mi casa, me parece increíble que la gente me estuvo preguntando por funcionalidades y recomendaciones de esos productos y pude apoyarles en que se llevaran una lavadora que les fuera a durar por mucho tiempo. Me llamó la atención que la gente buscaba los productos Whirlpool por su calidad, un cliente que estaba investigando qué lavadora comprar, comentó que tenía 12 años con su lavadora y que no le ha fallado, pero que ya querían una nueva. Otro cliente específicamente buscaba productos Maytag, porque “esa es la buena”, para estos casos me limitaba a darle la razón y darle un poco de storytelling acerca de la marca para seguir construyendo esa buena reputación de la marca frente al cliente.

Mis resultados fueron los siguientes: Vendí 4 estufas, 3 lavadoras y 2 secadoras. De las cuatro estufas, una estufa fue la más cara que había, con valor de alrededor de $22,000, marca Whirlpool con apertura del horno lateral. Al mencionar que era ergonómica para limpiar y que tenía la posibilidad de medir la temperatura, el cliente que era chef de profesión, no lo pensó más y la compró. Las otras tres estufas eran igual muy buenas, pero tenían una mejor promoción, de $16,000 estaban en $8,000. Resalté que las parrillas eran de hierro fundido que aguanta 60 kg y las comparé con las de la competencia, a esto le añadí el fact de que el horno era de un material más fácil de limpiar y era más grande que las demás estufas y le podían caber más sartenes para guardar.

Vendí dos lavadoras Maytag de 20 Kgs y dos secadoras Maytag de 19 Kgs, en combo salía como en $15,000 el par. La estrategia que tomé con lavandería fue un recorrido en el que mostraba 4 opciones y hacía mucho énfasis en que la que ofrecía mejor valor por precio eran las Maytag, a estas cuatro ventas me gustaría añadir que hubo una pareja que probablemente hoy vaya a comprar estas lavadoras, estuvieron 2 horas viéndola y comparando pero al parecer el precio era una limitante. Y la otra lavadora que logré vender fue una Whirlpool de las que era parte del recorrido, esta lavadora era más barata($7,000) pero igualmente era de 20 kgs. Además de la pareja que estuvo a punto de comprar el combo Maytag, pude asesorar a varios padres de familia que estaban haciendo su initial assessment de qué lavadora comprar.

Con los refrigeradores no tuve suerte ni apoyo, en el piso de venta sólamente había 4 modelos Whirlpool de una exhibición de alrededor de 30. Y de estos 4 modelos, ninguno era French Door Bottom Mount (los refrigeradores que tienen dos puertas y el congelador abajo). Considerando que el piso de venta era de gama media/alta  los clientes, a pesar de que buscaban Whirlpool, querían un producto que era ofertado por la competencia exclusivamente. Parte de mi contribución en este programa va ser reportar la falta de modelos Side to Side o French Door en exhibición de piso de venta. A pesar de estos detalles, los últimos dos clientes con los que tuve interacción estaban buscando refrigeradores y los dejé convencidos de que los de Whirlpool eran los mejores, por los espacios y la garantía de calidad que nos respalda con años de experiencia.

This slideshow requires JavaScript.

 

A unos cuantos días de acabar con mis prácticas profesionales en Whirlpool, sumo otro gran aprendizaje que podré aplicar en mi carrera profesional y en mi vida. El cliente reconoce la calidad pero no está perdidamente enamorado, es racional y si ve algo muy similar a mejor precio con una marca que igualmente esté posicionada no lo va pensar mucho. Si bien Whirlpool ha invertido años en posicionar a su marca como líder en electrodomésticos, Samsung  entró de manera agresiva y han aprendido a colgarse de reputación de certificaciones como Inverter para verse a la misma altura que Whirlpool en menos tiempo. Y como Project Manager y trabajador de Whirlpool, me llevo el gran aprendizaje de cómo luce y piensa el cliente y que tenemos que seguir innovando para mantener ese pensamiento general de que la marca Whirlpool es la garantía de calidad en el mercado.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.